Aprovechamos un desecho agroindustrial para que a través de un proceso biotecnológico podamos obtener un biomaterial para aplicarse en lesiones dérmicas de diabetes o quemaduras.

Celulosa bacteriana producida por el cultivo de Komagataeibacter xylinus en pulpa de mango.


Sector

Apósitos como dispositivos médicos por biotecnología.

En México existe una gran cantidad de residuos agroindustriales; uno de los más importantes es el mango, ya que un 55% de la producción de esta fruta se desperdicia. BioMai ha desarrollado una tecnología que permite utilizar el mango como medio de cultivo para un microorganismo y producir un biopolímero, conocido como celulosa bacteriana (CB). En comparación con los medios de cultivo tradicionales, la obtención de CB en pulpa de mango ahorra un 65% del costo de producción, permitiendo que esta innovación sea accesible a cualquier sector socioeconómico del país. La CB tiene propiedades de regeneración tisular, y se puede utilizar como tratamiento de padecimientos de la piel, entre los que destacan quemaduras y úlceras de pie diabético (UPD), una de las principales complicaciones de la diabetes mellitus.


Contemplando que existen más de 12 millones de pacientes con diabetes mellitus en México, entre los cuales sólo 1 de cada 4 recibe atención adecuada debido al costo de los tratamientos, las características y el costo de los apósitos producidos por BioMai garantizan un alto impacto en la salud de la población.

Personalizada

Como proyecto de investigación, la producción de CB a partir de pulpa de mango representó un importante canal para la vinculación con la Universidad de Guadalajara (UDG).


Para conocer más acerca del proyecto, envía un correo a mayra.garcia@inmateriis.com

Patentes

Grupo de trabajo