La manufactura aditiva (Impresión 3D)

Inés Jiménez

Comments off 971 Views0


¿Qué es la manufactura aditiva?

La manufactura aditiva es una técnica de fabricación que se pueden obtener a partir de un archivo digital. Se le llama aditiva ya que la tecnología consiste en agregar material poco a poco, capa por capa, hasta construir un objeto de tres dimensiones, como se muestra en el video arriba en dónde estamos imprimiendo al Maker Robot del movimiento Maker. A esta tecnología también se le conoce como impresión 3D por la manera en que estas capas se van depositando una sobre otra en una superficie plana.

Los equipos de manufactura aditiva o impresión 3D pueden utilizar diferentes materiales tales como metales, plásticos, resinas o cerámicas para construir los objetos. La ventaja de esta tecnología es que permite imprimir objetos tridimensionales muy complejos que no podrían ser tallados por la mano humana ni manufacturados por otras técnicas.

Otra de las grandes ventajas de la impresión 3D es que los diseños comienzan siendo archivos digitales, permitiendo que los objetos no materializados en productos se puedan mover alrededor del mundo y transportarse a través de distancias inimaginables en segundos para ser impresos a miles de kilómetros de donde fueron creados originalmente.

Tales son los casos de organizaciones como E-Nable (entre varios otros), dedicados a invitar a expertos en diseño de prótesis, robótica y diseño para desarrollar prótesis de manos y brazos a la medida para niños y adultos al rededor del mundo. Otro caso de admiración es el del “Project Daniel”, a cuyo video se puede acceder a continuación:

La idea es que las prótesis se diseñen en cualquier parte del mundo y se puedan imprimir en 3D cerca del usuario y a un costo mínimo.

Y la impresión 3D no sólo cruza fronteras, sino que ha llegado ya a cruzar la atmósfera. Hace algunos meses, la NASA mandó una impresora 3D al espacio en donde pudo imprimir diversos objetos, pero lo más impresionante fue cuando el astronauta en órbita necesitó una herramienta que no tenía a la mano (“¡Houston tenemos un problema!”), Houston envió un archivo digital y en unas cuantas horas, la herramienta estaba lista para ser usada. Todo gracias a la impresión 3D.

En inMateriis utilizamos la impresión 3D en dos formas:

a) Impresión por deposición fundida (FDM por sus siglas en inglés), que consiste en fundir un cable hecho de plástico y depositarlo de manera sistemática sobre una superficie donde se enfría y solidifica creando así capa por capa un objeto tridimensional.

b) Impresión de resinas de polímeros líquidos fotosensibles. En este caso un polímero líquido especial que se endurece con luz UV (o un láser con longitudes de onda similares) es utilizado para crear los objetos tridimensionales. El objeto 3D se va formando utilizando el láser para endurecer capa por capa. ¡Para ver un video del proceso no dejen de visitar la página!

Actualmente, existe una serie de tendencias en la impresión 3D: los costos de las impresoras están disminuyendo drásticamente ya que las patentes registradas en los 80’s sobre esta tecnología están expirando, la economía está cambiando y el mercado quiere objetos únicos y personalizados, lo que fomenta que la innovación tecnológica sea parte del día a día. Además, ahora a través de diferentes redes sociales tales como http://www.thingiverse.com/ los archivos digitales de diseños 3D se están comenzando a almacenar, compartir y vender, lo que permite a la población en general tener acceso a una amplia selección de objetos, modificarlos y, en muchos casos, mejorarlos.

Menu